Nuestro Enfoque Innovador

Esta institución forma parte del subsistema de Universidades Tecnológicas en nuestro país, donde la autoevaluación permite estar en un proceso de crecimiento constante, por medio del análisis de capacidades y competitividad académica, lo cual permite ubicar ámbitos de oportunidad y desarrollo que garanticen la demanda de nuestros aspirantes.

La oferta educativa que ofrecemos, está basada en conocer las expectativas y requerimientos del sector productivo, con el objetivo de generar profesionistas que cubran dichas necesidades; pues nuestros egresados no únicamente concluyen sus estudios, sino que entran al mundo laboral, donde se demanda profesionistas calificados, como los que formamos en esta Casa de Estudios, enlazando el conocimiento con la práctica constante.


Satisfaciendo los requerimientos y expectativas reales del sector laboral.

Posteriormente a través del análisis situacional del ámbito laboral, buscamos identificar requerimientos y expectativas reales de una empresa o sector; otorgándole profesionistas con habilidades y destrezas desarrolladas, avaladas por adecuados planes de estudios, aplicados en cada cuatrimestre durante sus 2 años de formación, el cual se extiende un año 8 meses, con la apertura de nuestra Ingenierías. Además nuestros planes de estudios, responden al conocimiento del medio ambiente, para que nuestros egresados puedan aplicarlos positivamente en la sociedad, motivando su desarrollo y mejores condiciones de vida.


Por el desarrollo de la Región, del Estado y el País.

Ante este panorama, al ingresar a nuestra comunidad estudiantil, estarán  inmersos en  un proceso de constante evaluación encaminada a mantenernos a la vanguardia, bajo los ejes rectores de: flexibilidad, pertinencia, así como una  estrecha vinculación con el sector productivo; con el objetivo de que los programas académicos que ofrecemos, mantengan un rango actual, en este entorno cada vez más globalizado y competitivo.

En nuestra Universidad, asumimos este reto innovador, ante una realidad educativa cambiante, donde la honestidad para  reconocer nuestras fortalezas y debilidades, nos permita seguir aspirando a detonar mayores cambios, adoptando el papel de  agente activo, coadyuvando al desarrollo social y económico de la región, estado y país.